Arazá rastrero de las sierras (Psidium salutare var. mucronatum)

Por: Marcos Guglielmetti

Esta es una larga e interesante historia, dado que en la provincia de Buenos Aires no poseemos muchos frutales nativos, salvo por el chañar, el tala o quizás el ombú (el cual se dice que es tóxico); pero resulta que venimos a sumar un misterioso arazá que vive en las sierras de Tandil y nos ha conquistado con su sabor. ¿Llegará algún día a ser domesticado y vendido en todo el mundo al estilo de los arándanos?

Cuando recibí fotos de una planta encontrada en Entre Ríos hace un año atrás, pensé que se trataba de Psidium reptans, del cual al menos conozco dos informaciones con fotos: de Helton Josué (Brasil) y de José Radins (Misiones), ambos estudiosos de la flora nativa desde hace largos años y, por lo tanto, gente de confiar… pero se ven diferencias entre los frutos y las hojas (ambas con “espinita” en la punta (“mucrón”)) de uno y otro origen, con lo cual no me queda claro si las identificaciones son acertadas.

izq.: P. reptans, Brasil, Helton Josué; der.: P. reptans, Argentina, José Radins

De hecho las hojas del “arazape” (arazá “chato”) misionero descubierto por Radins se parecen mucho a las de Psidium salutare identificadas en Tandil y Entre Ríos… pero el ápice de los frutos es bastante diferente al de las mencionadas que viven más al sur del país.

Es decir que la información disponible en la red es, al menos confusa.

Como siempre ocurre en el tema de identificar especies, debemos buscar más, aclarar, analizar. Yo no soy botánico ni taxonomista, simplemente soy un amante de la flora frutal nativa y rara, no tengo los medios técnicos para resolver todas las dudas pero puedo comportarme como un detective apasionado por develar el misterio.

Es así que seguí buscando; encontré el Psidium salutare brasileño de Helton: esa planta era en todo parecida a las hermanas argentinas aunque no tan achatada por el viento y el sol, ver:

Al final, esto terminó resolviendo mis dudas siendo que las fotos obtenidas en Entre Ríos responden a una especie que yo creería idéntica:

Fotos: Omar Mancardo, Entre Ríos, Argentina

Viajando aún más al sur de nuestro país, encontraremos al final las plantas nativas de la Pcia. de Buenos Aires, en el sistema de tandilia, las cuales crecen mucho más achaparradas y “golpeadas” por las condiciones hostiles en las cuales se encuentran en la cima de las sierras, arrasadas por el viento y recibiendo sol de todo el día, entre los pastos y las rocas. Mejor dicho: si viven ahí, no es que su medio les sea hostil, sino que las condiciones climáticas parecen ser más desfavorables que en Misiones o Brasil… pero algo les ha resultado “ideal”; bienvenido sea! Ellas habitan nuestro suelo mucho antes que nosotros y debemos respetarlas, conservarlas, multiplicarlas.

Según me han contado algunos amigos, estos arazás bonaerenses desarrollan una raíz muy profunda que les permite soportar las sequías y están siempre protegidos de los fuertes vientos a apenas 10 o 15 cm del suelo, dan exquisitos frutos sin contaminación por mosca de la fruta, siendo esparcidos seguramente por mamíferos de la zona.

En cuanto a su cultivo, no he tenido aún buena suerte: recibí semillas de Misiones de las cuales pocas germinaron y las pocas que crecieron unos centímetros, murieron. Lo volveremos a intentar, pero se dice en Misiones que no es tan fácil como uno creería.

Degustación

Gracias a José y a Pablo por cosechar las frutas!

Distibución en América del Sur

El botánico estadounidense Leslie Landrum ha escrito bastante sobre el tema, mencionando 5 variedades de Psidium salutare; por ahora creemos haber encontrado sólo una: var. mucronatum, dado que la única otra variedad que podría encontrarse en nuestro país es la P. sericeum y la descripción de las hojas no coincide: “Hojas lanadas plateadas, generalmente de menos de 1,5 cm de ancho; ápice generalmente muy agudo a abruptamente acuminado; pelos de hojas de dos longitudes, cortas y enredadas y largas y casi rectas”; normalmente nuestra variedad mucronatum no tiene hojas lanadas y además la venación es más evidente.

Yendo más profundamente en el tema, observemos estos mapas publicados por él mismo:

Distribution of Psidium salutare var. pohlianum (open circles), P. salutare var. decussatum (crosses), and P. salutare var. mucronatum (dots).  

Distribution of Psidium salutare var. salutare in South America (open circles), and P. salutare var. sericeum (dots).

Otros datos importantes resaltados por Landrum:

“Hay muchos intermedios entre la var típica. mucronatum (que es glabra) y var típica. sericeum (que está densamente cubierta de pelos plateados).
El hecho de que estas variedades también tengan distribuciones similares, me lleva a sospechar que existe una simple diferencia genética entre ellas. Los intermedios se han identificado principalmente como var. sericeum.
Psidium salutare var. mucronatum crece frecuentemente con P. missionum y puede confundirse fácilmente con esa especie. Las dos especies se contrastan en la clave siguiente.

  • Hojas de 2 a 4,5 cm de largo, 0,7 a 2,3 cm de ancho, 1,5 a 5 veces más largas que anchas; vena marginal distinta, siguiendo de cerca el margen; placenta protuberante, peltada; estilo 5-6 mm de largo, glabras. ___________________________ P. salutare var. mucronatum
  • Hojas de 2,5–8,8 cm de largo, 1,1–4 cm de ancho, 1,8–3,5 veces más largas que anchas; vena marginal evidente solo en la porción distal de la hoja, arqueándose ampliamente entre los laterales; placenta que sobresale solo levemente, no peltada; estilo 7-9 mm de largo, generalmente con algunos pelos dispersos. ___________________________________________ P. missionum”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *