Reporte sobre la charla en Velatropa, Vivero Comunitario Ciudad Universitaria

aguayAyer sábado 12 de agosto tuve el placer de encontrarme con los ecoaldeanos de Velatropa, “Un árbol para mi vereda” y varias personas más que llegaron desde la ciudad de la furia para hablar sobre frutales nativos subtropicales.

El clima estaba feo pero decidimos hacerla igual, dado que la llovizna pasaría y no se veían nubes de tormenta importantes en el radar del INTA, pero tengo que decir que estuvimos sudando hasta último momento, incluso cayeron unos buenos gotones en medio de la charla pero no nos movimos: había algo en el lugar que invitaba a rebelarse, incluso ante el mal tiempo.

Al principio éramos muy pocos ¿vendrá alguien?

Pero sorprendentemente se llenó de gente que entraba en el refugio natural desde diversos ángulos, completando el círculo fácilmente. Gente atenta, algunas personas trajeron semillas -de araucaria, tamarindo y otras especies “raras”-, para distribuir. Recuerdo gente de Francia, Chile, Mendoza, Córdoba, San Pedro, gente que había estado en diversos países o tenía algún terrenito en otra provincia y necesitaba plantar árboles para mejorar su lugar.

Un hombre (con el cual sería bueno contactarse) por suerte conocía la ubicación de varias especies nativas en Capital Federal. En la ciudad hay uvaias, guaviyús, pitangas (Jardín Botánico, plazas, veredas), así que, mientras yo les comentaba sobre sus sabores, formas de cultivo, etc., de vez en cuando teníamos una indicación del lugar en el cual se podían conseguir sus frutos y semillas, junto con el mes en el que fructifican.

Por suerte pude llevar helado de uvaia -eugenia pyriformis-, elaborado por la heladería “Frutos” de mi ciudad de origen, Junín. Varios me dijeron que el helado fue un éxito total, que les encantó, vi a mucha gente realmente sorprendida y entusiasmada.

Mientras hablábamos sobre los frutales, veíamos sus fotos, analizábamos las plantas en vivo y, luego, realizamos una siembra de varias especies nativas del norte del país, del sur de Brasil y de los Andes Peruanos:

Parte de los asistentes sembrando en el lugar con el objetivo de producir árboles para la ecoaldea y la ciudad.

 

Sembramos arazá amarillo (psdidium cattleianum var lucimum), guayaba tropical ( psidium guajava variedad Angola), chirimoya, atemoya, arazá do campo (psidium guineense), arazá negro / arazá-una (psidium eugeniaefolia), guayaba serrana (acca sellowiana) y quizá otras especies. Dejé bolsitas con especies nativas y raras en cultivo como por ejemplo sete capotes, espero que sean aprovechadas. Ahora necesitan calor y, apenas broten, necesitarán sombra, no sol directo. Las del género psidium y acca podrían tomar más sol “pronto”, o sea, durante el otoño de 2018 en adelante, las chirimoyas  y atemoyas quizá también, pero yo aconsejé tenerlos con sombra o media sombra durante al menos 1 año y luego ir acostumbrándolos de a poco al sol, primero media sombra o sol de la mañana, y así.

No deberá faltarles el agua mientras sean chicos, la tierra tendrá que estar siempre húmeda aunque no encharcada.

Por otro lado, tocamos el tema de la mosca de la fruta -ceratitis capitata- y cómo mantenerla a  raya (trampas con botellas pet y jugo de naranja/vinagre, remover la tierra 5cm en invierno para matar los gusanos, pulverizar con tierra de diatomeas y/o oleato de potasio los frutos cuando están verdes, tirar todos los frutos infectados a la basura, quemarlos o enterrarlos bien profundamente en bolsas de nylon, etc.)

Llevé algunos frutos de aguaymanto (un tanto inmaduros, no es un estado ideal), tamarillo naranja (provenientes de los Andes), papa del aire sin espinas y un kiwano, que si bien no se trata de frutales nativos de la región, son especies útiles en el contexto de una huerta o de un bosque de alimentos. Quedaron en el tintero 2 árboles de aguaí que olvidé en mi casa, los cuales enviaré en breve, idealmente junto con otros árboles medianos de guaviyú y pitanga.

Espero poder colaborar con Velatropa y Un árbol para mi vereda en el futuro (esta vez me compraron las plantas y pagaron mis viáticos, pero las próximas veces las plantas irán en calidad de donación/adopción), de hecho me he propuesto ser una especie de padrino con el objetivo de proveerles nuevas plantas y nuevas especies en el futuro cercano y a largo plazo también. Les agradezco a ambas organizaciones su trabajo continuo por un mundo más libre y sano.

10 thoughts on “Reporte sobre la charla en Velatropa, Vivero Comunitario Ciudad Universitaria

  1. Qué broncaaaaaa! No fui porque pensé que con la lluvia se suspendía y estaba lejos como para arriesgarme.
    Espero que alguna vez hagas un replay.
    Felicitaciones!!!!

    1. Uh, sí, qué lástima, a mucha gente le puede haber pasado lo mismo, yo incluso te mencioné junto con Pablo Barbadillo y Pablo Orofino (y otros) como colaboradores de Huertasurbanas, está bueno que la gente sepa que este es un sitio abierto a la comunidad, tal como un vivero comunitario. El sab 18 de nov seguramente haremos la próxima charla, dado que estarán maduras las pitangas! ¿cómo andan tus frutales, ha dado fruto alguno?

      1. Mis frutales están despertando…hoy salí al jardín despues de mucho tiempo de no verlas y me dieron un par de sorpresas. Y alguna baja (ufa).
        Si mañana salgo otra vez saco fotos y las subo!
        Me recontra prendo a la charla del 18 de noviembre!!!!!

    1. El sab 18 de nov hacemos otra, te podés mantener al tanto por acá o por la página del VICCU en facebook -aunque no recomiendo usar facebook.

  2. FELICITACIONES, que buena idea. Destaco esas palabras finales “un mundo mas libre y sano” las plantas ademas que nos regalan sus frutos nos permiten respirar. Gracias por la mencion. En las fotos se ve que tambien hay chicos, quizas hijos o acompañantes de alguuien que fue, pero que importante que ahi esten.
    Ahi mencionas que alguien comento y les conto lugares publicos donde hay arboles frutales, recuerdo que vi el trabajo de alguien en taringa que habia hecho un mapa (con colaboración de otros usuarios) de muchisimos arboles frutales en espacios publicos, arboles que algunos no se animaban a comer por desconocimiento.
    Muy lindo el lugar, en fin muy linda iniciativa, sana!!!
    Sole, saludos que hacia mucho no te veia comentando. Marcos, un abrazo.

  3. yo conozco algunos árboles frutales autóctonos plantados en CABA, pero me gustaría conocer más de esos datos que tenia esta persona de la cual hablaste, no sabes como se llamaba?

    1. Hola Gerardo: me dijo su nombre pero me lo olvidé… seguramente se contactará, dado que tiene mi mail y este sitio. ¿Vos qué árboles conocés? Estaría bueno “largar la data” 😉

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *