Enormes guayabos en mi ciudad, videos y fotos en alta definición

tronco de feijoa
guayabo florecido
La copa del árbol llega a aproximadamente 6 metros de altura

 

Flor recién abierta, notar que los pétalos aún están horizontales, en este estado es aconsejable esperar un día más para comerlos dado que serán menos amargos y muy ricos.

 

A fines del verano los frutos estarán maduros y caerán al suelo, será hora de probarlos y comentarles qué tal son. Por lo pronto, los pétalos nos dan una idea de su sabor y puedo asegurar que es muy rico, una mezcla entre banana, manzana y frutilla.

 

 

Este es el camino en el cual se encuentran los 3 grandes frutales cuyo nombre es “acca sellowiana”. Existen bosques nativos en la provincia de Misiones en Argentina, unos cuantos kilómetros al norte.
Tamaño de la flor comparada con una mano.
La corteza se desprende fácilmente, tal como en otros frutales de la familia de las mirtáceas como el sete capotes o el guaviyú.
Las calandrias visitan el lugar y comen los dulces pétalos que han caído, brindando diversos sonidos al paisaje.
Una toma general de otro de los ejemplares de feijoa que se encuentran en las afueras de la ciudad de Junín. Estos árboles han sido podados inicialmente quizá para evitar que se formaran como arbustos. Luego tal parece que no han sido podados nunca más, salvo por algunas ramas evidentemente cortadas, quizá por fuertes vientos y tormentas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *