La invitación de una flor

Recuerdo cuando no cultivaba plantas: cada flor extrañamente bella me parecía un “milagro”, arte de magia, un hecho sobrenatural, un truco del universo, una obra de arte en manos de un cuidador experto y sabio. Ahora que paso mis días observando cómo crece un simple capullo, obsesionado, regando, fertilizando y pensando en qué podría hacer […]

Continuar leyendo