Resolviendo un misterio del 2015

En mayo de 2015 una vendedora de frutales tropicales me mandó, junto con las plantas, una fruta de jaboticaba para que probara.   El sabor fue alucinante (dulce y ácido, muy bueno) y en aquel entonces quedé despistado porque la fruta no se correspondía con el tipo de plantas que habían llegado de jaboticabas: estas […]

Continuar leyendo