Huertas Urbanas

agricultura natural en casa!

Archive for the category “Vivero”

Nuevas especies frutales incorporadas

Se trata de 11 especies incorporadas a la colección de árboles con destino alimenticio y medicinal, esta vez la mayoría no son nativas de Argentina, pero no por eso dejan de ser interesantes: kei apple, yuzu, sapotí, canistel, psidium sartorianum, wampee, lucuma, eugenia florida, miracle fruit, myrciaria oblongata o aureana, psidium sp. Aquí las fotos y descripciones breves: Read more…

Reporte sobre la charla en Velatropa, Vivero Comunitario Ciudad Universitaria

aguayAyer sábado 12 de agosto tuve el placer de encontrarme con los ecoaldeanos de Velatropa, “Un árbol para mi vereda” y varias personas más que llegaron desde la ciudad de la furia para hablar sobre frutales nativos subtropicales.

El clima estaba feo pero decidimos hacerla igual, dado que la llovizna pasaría y no se veían nubes de tormenta importantes en el radar del INTA, pero tengo que decir que estuvimos sudando hasta último momento, incluso cayeron unos buenos gotones en medio de la charla pero no nos movimos: había algo en el lugar que invitaba a rebelarse, incluso ante el mal tiempo.

Al principio éramos muy pocos ¿vendrá alguien?

Pero sorprendentemente se llenó de gente que entraba en el refugio natural desde diversos ángulos, completando el círculo fácilmente. Gente atenta, algunas personas trajeron semillas -de araucaria, tamarindo y otras especies “raras”-, para distribuir. Recuerdo gente de Francia, Chile, Mendoza, Córdoba, San Pedro, gente que había estado en diversos países o tenía algún terrenito en otra provincia y necesitaba plantar árboles para mejorar su lugar.

Un hombre (con el cual sería bueno contactarse) por suerte conocía la ubicación de varias especies nativas en Capital Federal. En la ciudad hay uvaias, guaviyús, pitangas (Jardín Botánico, plazas, veredas), así que, mientras yo les comentaba sobre sus sabores, formas de cultivo, etc., de vez en cuando teníamos una indicación del lugar en el cual se podían conseguir sus frutos y semillas, junto con el mes en el que fructifican.

Por suerte pude llevar helado de uvaia -eugenia pyriformis-, elaborado por la heladería “Frutos” de mi ciudad de origen, Junín. Varios me dijeron que el helado fue un éxito total, que les encantó, vi a mucha gente realmente sorprendida y entusiasmada.

Mientras hablábamos sobre los frutales, veíamos sus fotos, analizábamos las plantas en vivo y, luego, realizamos una siembra de varias especies nativas del norte del país, del sur de Brasil y de los Andes Peruanos:

Parte de los asistentes sembrando en el lugar con el objetivo de producir árboles para la ecoaldea y la ciudad.

 

Sembramos arazá amarillo (psdidium cattleianum var lucimum), guayaba tropical ( psidium guajava variedad Angola), chirimoya, atemoya, arazá do campo (psidium guineense), arazá negro / arazá-una (psidium eugeniaefolia), guayaba serrana (acca sellowiana) y quizá otras especies. Dejé bolsitas con especies nativas y raras en cultivo como por ejemplo sete capotes, espero que sean aprovechadas. Ahora necesitan calor y, apenas broten, necesitarán sombra, no sol directo. Las del género psidium y acca podrían tomar más sol “pronto”, o sea, durante el otoño de 2018 en adelante, las chirimoyas  y atemoyas quizá también, pero yo aconsejé tenerlos con sombra o media sombra durante al menos 1 año y luego ir acostumbrándolos de a poco al sol, primero media sombra o sol de la mañana, y así.

No deberá faltarles el agua mientras sean chicos, la tierra tendrá que estar siempre húmeda aunque no encharcada.

Por otro lado, tocamos el tema de la mosca de la fruta -ceratitis capitata- y cómo mantenerla a  raya (trampas con botellas pet y jugo de naranja/vinagre, remover la tierra 5cm en invierno para matar los gusanos, pulverizar con tierra de diatomeas y/o oleato de potasio los frutos cuando están verdes, tirar todos los frutos infectados a la basura, quemarlos o enterrarlos bien profundamente en bolsas de nylon, etc.)

Llevé algunos frutos de aguaymanto (un tanto inmaduros, no es un estado ideal), tamarillo naranja (provenientes de los Andes), papa del aire sin espinas y un kiwano, que si bien no se trata de frutales nativos de la región, son especies útiles en el contexto de una huerta o de un bosque de alimentos. Quedaron en el tintero 2 árboles de aguaí que olvidé en mi casa, los cuales enviaré en breve, idealmente junto con otros árboles medianos de guaviyú y pitanga.

Espero poder colaborar con Velatropa y Un árbol para mi vereda en el futuro (esta vez me compraron las plantas y pagaron mis viáticos, pero las próximas veces las plantas irán en calidad de donación/adopción), de hecho me he propuesto ser una especie de padrino con el objetivo de proveerles nuevas plantas y nuevas especies en el futuro cercano y a largo plazo también. Les agradezco a ambas organizaciones su trabajo continuo por un mundo más libre y sano.

Charla abierta y gratuita sobre frutales nativos en Ciudad Universitaria

La gente de “Un árbol para mi vereda” me invitó a dar una charla sobre frutales subtropicales nativos luego de haber adquirido algunas plantas (chirimoya, guayabas, pitanga, guaviyú, ubajay, aguaí, cerella, ) del vivero Bosque de Alimentos. Las mismas irán mitad para la ecoaldea Velatropa y la otra mitad para la ONG.

Ambos emprendimientos son más que necesarios en los tiempos que corren

Están todos invitados, es el sábado 12 de agosto de 2017 a las 15hs en el Vivero Comunitario de CU, Capital Federal. Llevaré algunas frutas para conocer y probar, quizá algún helado de uvaia y/o arazá negro, algunas hojas para hacer té de pitanga y guaviyú. Haremos siembra de frutales nativos en el lugar y plantaremos algún que otro árbol.

 

 

 

 

Nuestra colección de especies de jaboticaba

¿Qué especies poseemos en el jardín de HuertasUrbanas.com en Junin, Buenos Aires, Argentina?

Si bien ninguna de nuestras plantas ha fructificado aún, muchas de ellas miden más de 60cm y parecen bastante próximas a darnos las mayores alegrías. Todos estos años cuidando de ellas, aún sin frutos, han sido emocionantes… son plantas en general exigentes, representan un gran desafío pero brindan una gran belleza a la vista y suman mucha magia al jardín.

myrciaria cauliflora, normalmente llamada jaboticaba paulista, el fruto negro es “grande” (3 o 4 cm), produce 2 o 3 veces por año, las hojas son más largas que las de la mayoría y, al menos en nuestro caso, esta especie ha sido muy fácil de cultivar, aceptó casi cualquier tipo de agua y el sol no la afectó negativamente. En la actualidad se encuentra plantada debajo de una pitanga, para recibir media sombra, mide 70 u 80 cm y debe tener 5 o 6 años.

Esta increíble planta me la regaló sorpresivamente un viverista de Misiones cuando le compré un Biribá hace 3 años aprox. Fue la que mejor se adaptó a todas nuestras condiciones.

myrciaria jaboticaba: también llamada jaboticaba sabará, produce frutos 4 o 5 veces al año, muy dulces, es la más cultivada en Brasil, tarda entre 8 a 15 años en comenzar a producir, y en nuestro caso sufrió bastante el calor intenso del verano en el patio frontal de la casa, así que fue transplantada debajo de una uvaia con algo de sombra y mejoró notablemente gracias al riego con hierro quelatado durante varios meses.

La primer jaboticaba que obtivimos, allá por 2013 aprox, en verdad eran 3 plantas y sobrevivó a nuestros malos tratos solamente esta. Se la ve muy bien ahora comparándola con los años anteriores. Origen: Paraguay->Bs.As.

myrciaria vexator: originaria de regiones más tropicales, Venezuela, Amazonas, resiste heladas leves -no tanto como las otras jaboticabas- y no produce frutos en el tronco principal, sino en ramas secundarias, etc., como un frutal común; las frutas son casi azules y grandes, necesita agua de lluvia sí o sí y crece moderadamente, es muy elegante.

De semillas de Portugal, de la isla de Madeira para ser más exacto, esta planta pasó por muchos lugares, experimentando malos momentos debido al agua de la canilla o el exceso de sol, calor o sequedad. Ahora se la nota feliz. El agricultor que me pasó las semillas se llama Steven, según recuerdo. Es una de las especies más importantes en nuestra colección, debido a su rareza.

myrciaria glazioviana: cabelluda o jaboticaba amarillo, más cercana a la m. vexator que a las otras, sus frutos brindan una cantidad “alucinante” de vitamina C (3200 ml/100gr), pero resultaron muy difíciles de mantener felices aquí en nuestro jardín, se ve que no les ha gustado mucho el sustrato, o que el calor del invernadero las ha dejado bastante shokeadas… hay 3 o 4 recuperándose bien a fuerza de hierro quelatado y sombra.

Créase o no, esta plantita proviene de semillas de Taiwán, de las 150 que brotaron, me deben quedar 10 apenas y de esas solamente 3 o 4 están relativamente bien.

myrciaria aureana x m. cauliflora: jaboticaba rojo híbrido, una misteriosa especie híbrida producida teóricamente en Japón por polinización cruzada, ¡la gracia es que brinda frutos a partir del 3er año! son rojos, dulces, muy buenos. Tenemos 3 o 4 plantas que crecen bastante bien pero necesitan hierro y poco sol mientras sean chicas.

De semillas de Hawaii, debe tener 4 años, una gran sobreviviente de nuestra ignorancia, ahora se recupera gracias al hierro quelado y la sombra… en 1 o 2 años debería dar frutos rojos.

jaboticaba caipirinha, (myrciaria jaboticaba): variedad rara del jaboticaba sabará, es muy arbustiva, ideal para bonsai.

Obtenida en intercambio de Cristian Rivero, debe tener unos 4 o 5 años, la pasó mal cuando estuvo dentro del invernadero con demasiado calor…

myrciaria coronata, jaboticaba Coroada Apostoles, una especie que resultó bastante fácil de cultivar, crece moderadamente, es elegante, responde bien al sol. Sus frutos serán grandes y con una pequeña “coronita” en el ápice. Los probé gracias a un correntino que los envió hace unos años: exquisitos.

La myrciaria coronata que ven en la foto fue comprada a un misionero llamado Koen Claes, tal parece que no vende más frutales.

myrciaria spp.: tenemos 2 o 3 especies desconocidas o no identificadas por nosotros, en particular hay 7 arbolitos similares a los sabará, de 7 u 8 años de edad, 60cm a 1m de altura, los cuales en su mayoría responden bien y pensamos que fructificarán en breve.

Hermosas hojas rojas cuando hace frío, esta planta recibe sol de la mañana y de la tarde, pero en verano coloco una media sombra para que no se estrese demasiado, es la que mejor va de todas.

Este arbustito es uno de mis máximos orgullos, dado que lo compré cuando era apenas una plántula de 10cm de altura, a una mujer de Misiones llamada Carmen, que ya no vende más frutales, así que es imposible de conseguir nuevamente… además, probé los frutos de la planta madre y estaban exquisitos… se supone que podría ser myrciaria coronata, pero no lo sabremos hasta que no dé frutos… en unos 5 a 7 años, calculo. Está actualmente debajo de una eugenia repanda que le brinda media sombra y evita el sol del mediodía.

Uno de los 7 jaboticabas medianos o grandes que poseemos, todos comprados en José C Paz, vivero que los consigue a su vez en Paraguay. No se conoce a ciencia cierta su especie.

Probé un fruto de especie desconocida de Paraguay en el 2015 y fue genial, pero aparentemente no era de estas variedades o especies que muestro en las foto. Las semillas germinaron pero no prosperaron luego.

plinia rivularis: guaporeti, yvaporoiti, guaporiti es un fruto misionero de color rojo, chico, el árbol resiste heladas de -5ºC o menos -aparentemente-, es elegante y contamos con 4 ejemplares de entre 20 y 40cm conseguidos en Misiones.

 

Árbol de guayaba en venta

Disponemos de las siguientes especies para la venta: guayaba tropical (p. guajava), guayaba serrana (acca sellowiana) y guayaba fresa o arazá rojo (p. cattleianum). Read more…

Post Navigation