¿Como empezar a ser vegetariano en 4 simples pasos? (Promesas de Año Nuevo)

Por: Gabriela Guarnerio

En un mes se cumplen 18 años de que empecé a adoptar una dieta vegetariana, lo que poco a poco me llevó a convertirme en vegetariana. Porque, hoy, considero que ser vegetariano no es solamente no comer carne. Para mi, ser vegetariano es todo un estilo de vida, es también ser un espíritu libre, algo anarquista, ecologista y altruista. No es solo la dieta sino cómo se piensa, cómo se actúa; no se puede ser vegetariano sin ser socialmente responsable. Yo creo que acá es donde falla mucha gente, en creer que ser vegetariano es solamente comer sin carne.

18 años es casi la mitad de mi vida. Y la pregunta que más me hacen es ¿y, no extrañas la carne? Y yo creo que la respuesta es NO porque yo fui tan, pero tan consciente en mi decisión, estaba (estoy) tan segura de ella, que comer carne para mi ya no es una opción.

Les quiero compartir como fue el proceso porque quizás a alguien le pueda servir. Y si arrancan hoy, quién te dice ya estrenan un 2018 libre de grasas animales.

Paso 1
Tomar la decisión. Declaralo.

Yo me acuerdo que fue en algún momento de Agosto de 1999, porque vivía en una comunidad vegetariana y no era tanto por la comida sino por cómo era esta gente, por la felicidad que irradiaban , la buena vibra y energia que siempre tenían. Yo, que estaba más en el lado del fastidio y el malestar, quería realmente experimentar ese estado de bienestar. Ya observaba que la dieta tenía bastante que ver con eso.

Y me decidí, mire el calendario y, como se acercaba el “Día del Milenio”, puse fecha y no hubo vuelta atrás: 31 de Diciembre de 1999 era el ultimo día en que yo iba a comer carne. PARA SIEMPRE. Mi milenio iba a ser 100% vegetariano.

Declaralo a los 4 vientos. Avisale a todo el mundo: familia, amigos, y en todas tus redes sociales. Si estás realmente comprometido es importante tener la mayor cantidad de apoyo posible. Y recordá que la mala onda de la gente a veces no tiene que ver con vos y las decisiones que tomes en tu vida, sino como tus decisiones los hacen sentir a ellos. Si vos estas feliz con tu decisión, que nada ni nadie te tire abajo (y recordá que yo estoy acá hinchando por vos!)

Paso 2
Banco de Sabores

Ya con la decisión tomada, empecé a comer por ultima vez todas esas cosas que después ya no iba a consumir más. Uno de mis recuerdos más felices es cuando fui sola al Burger King a comerme mi ultimo Whopper Junior porque yo sabía que era el ultimo así que lo disfrute un montón (cierro los ojos y recuerdo el sabor de los pepinillos y todo). Asi hice con las milanesas de mi papá, el estofado de pollo de mi mamá, las marineras y el pescado frito de mi abuela, el pollo en escabeche de mi vecina … me hice de un registro de sabores, comí con placer y sin culpa, pero consciente de que era la última vez para todos ellos.
La idea es disfrutar y estar presente en cada bocado para que el recuerdo de comer carne sea agradable y no algo que recordemos con odio.

Paso 3
Desafia a tu creatividad

De a poco empezá a variar tus sabores e introducir nuevos. Si nunca fuiste a una dietética, te vas a volver loco con la cantidad de cosas nuevas que tenes para probar. El gusto es un sentido que se acostumbra, asi que si vas a dejar de comer carne te recomiendo incorporar nuevas especias y condimentos, semillas, granos, otras frutas y verduras, diferentes harinas, etc.Tu dieta tiene que ser variada y equilibrada. Por suerte hoy hay muchísimas mas opciones vegetarianas que hace 18 años cuando arranqué. Recordá que “No vives de ensalada” Y si tenés cero idea, lo ideal es consultar a un nutricionista.

Paso 4
Diseña tus acciones

¿que significa ser vegetariano para vos? ¿cómo actúa una persona vegetariana? ¿como se viste? ¿dónde hace las compras? ¿va caminado o en auto? ¿lleva el changuito o compra bolsas? ¿usa zapatillas de cuero? ¿que cremas usa en la piel? ¿separa la basura?
Como dije antes, para mi, ser vegetariano es parte de un estilo de vida más que una dieta aislada de mis acciones, por lo que te sugiero que empieces a pensar en cómo querés que tus acciones reflejen tu nuevo estilo de vida.

Los primeros beneficios que yo empecé a notar en cuanto cambie mi dieta y mi estilo de vida, fueron en mi pelo y mi piel, luego noté que dormía mejor, que mi temperamento estaba mejor, que tenia mas energía , incluso justo después de comer. Mi estado de felicidad en general aumento, y no sé si es porque deje de comer carne o porque estaba haciendo lo que me propuse hacer y lo estaba (estoy) disfrutando.

Y cada 1ro de enero me pregunto a mi misma ¿querés seguir siendo vegetariana? Y la respuesta es un rotundo SI.

Hasta que la muerte nos separe.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *