Huertas Urbanas

agricultura natural en casa!

Archive for the month “June, 2016”

fuera de tema: un cuento de fútbol antes de ir a dormir

nuestra hija dijo antes de dormir:  “yo quería que ganara Argentina!”

yo también -respondí-, pero los chilenos salieron a dar patadas, jugaron mal.

_ ¿por qué?

_ porque solamente querían ganar, no fue un lindo partido, no jugaron bien al fútbol: el deporte tiene que ser algo divertido, no esto.

Ella llevó su mirada hacia un costado y cerró los ojos, y yo me imaginé que alguien me contaba un cuento en un sueño, necesitaba que alguien infinitamente bondadoso y mentiroso me contara que Messi ganó más de una copa con la selección, que Higuaín metió los goles en las finales del mundial de Brasil contra Alemania y en esta final, que Agüero al fin hizo algo, que Messi no erró el penal contra Chile y que festejaron todos alocadamente.

Miré nuevamente la carita de nuestra hija durmiendo, y me la imaginé soñando ese sueño, feliz.

galletitas de almendra y vainilla

Con lo que sobró de una leche de almendras, 300gr de “pasta” de almendras, hicimos unas tremendas galletitas dulces para no desaprovechar la materia prima… (que, en el caso de no contar con almendros plantados en el jardín, es cara, estamos hablando de 320 pesos el kilo de almendras).

pasta de almendras resultante de licuar almendras pre-hervidas durante 1 minuto y peladas

pasta de almendras resultante de licuar almendras hervidas durante 1 minuto y peladas

 

Anoto la receta para no olvidar:

  • 1/2 kilo de harina leudante “blancaflor” o similar (habría que ver cómo queda con harina integral y algo de levadura)
  • 3 huevos (idealmente deberían ser de campo y no industriales)
  • un poco de leche de coco que sobró (reemplazando un huevo)
  • 2 tazas de azúcar (habría que ver cómo queda con azúcar mascabo) o un poco más.
  • 300 gr de almendras procesadas sin piel, blancas (“minipimeadas”)
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla

 

Es simple: juntar todo y amasar, quizá quede demasiado acuosa la mezcla, con lo cual al armar cada bollito les pusimos un poco de harina.

Conviene cocinar a horno fuerte durante 15 minutos y luego dar un golpe de horno con la asadera o placa debajo de la llama, para que se tuesten de arriba y queden más crocantes.

Alternativa: agregar 300 gr o más de coco rayado a la mezcla húmeda, quedan espectaculares!

 

Desafío: hacerlas totalmente con insumos cosechados de árboles… para lo cual deberíamos reemplazar la harina de trigo por harina de algarroba o chachafruto (tendré en unos años de nuestros árboles propios), los huevos por otra materia grasa (¿quizá macadamias?), y no sabría cómo reemplazar el azúcar… ¿quizá alguna fruta muy dulce? bananas?

PD: luego subo las fotos…

reemplazando las chocolatadas comerciales por leche de almendras + chocolate

Tenemos dos almendros plantados en el jardín, durante este año dieron sus primeros frutos y marcan el camino hacia cierta “soberanía” alimentaria.

Esto forma parte de una investigación en progreso, digamos, de un “trabajo” que estoy realizando para mi familia. Tenemos dos hijas, de las cuales la mayor vive tomando estas chocolatadas artificiales y nos preocupa el hecho de que la leche de vaca proviene de animales que sufren maltratos, están repletos de antibióticos y encima parece que el producto es pasteurizado varias veces cuando vence y es vuelto a las fábricas para pasteurizarse nuevamente, etc. Es decir, se trata de productos de mala calidad, hechos en base a crueldad.

Leches vegetales: se pueden hacer con arroz, almendras, soja, coco y quizá otros ingredientes.

Para mí, la mejor alternativa a la leche de vaca es la leche de almendras: me parece muy similar en sabor (en verdad, la prefiero) y además brinda la misma cantidad de calcio. A nivel gusto, esta leche vegetal suele quedar como “aguada”, pero tuve la experiencia de agregar un poco de coco rallado, licuado el sabor mejoró notablemente, junto con una textura más espumosa y una sensación más grasosa, similar a la leche de vaca entera, pero más rica.

Un año atrás preparé una chocolatada alucinante, pero tenía el inconveniente de que las partículas de almendras molidas y cacao flotaban en la “leche” de un modo molesto y eso se sentía en la boca, como si estuviera tomando agua con tierra (por decirlo de algún modo). Debería corregirse con un buen filtro, al estilo café. Al final con un buen colador de plástico, fino, colando 4 o 5 veces tal problema se resolvió.

IMG_0042 Read more…

Post Navigation