Plantago (identificando “malas” hierbas)

Esta simpática hierba crece en mi jardín y en millones de otros lados:

Atención: esta receta es parte de una investigación, y no se aconseja por ahora probarla hasta tener reportes de su efectividad.

Se usa el plantago en tisana. Es antiinflamatorio y  descongestivo de las vías respiratorias altas.

“En un jarrito pongo medio litro de agua al fuego. Cuando rompe hervor, apago el fuego y le echo una cucharada sopera colmada del plantago seco. Lo tapo con un platito. Dejo entibiar. Cuelo y lo tomo. No será mi bebida favorita pero tampoco es desagradable. Se le puede agregar azúcar. Es especial para esos días en que uno vuelve a casa después de haber respirado aire muy frío y siente que la garganta se “quemó” con el frío. En casos así lo he tomado y estuve perfectamente a la mañana siguiente. Como viene seco de la herboristería, se lo puede guardar dentro de un frasco de vidrio hermético, en un lugar fresco y seco, como para tenerlo a mano cuando hace falta. También es útil tomarlo cuando salen llagas en la boca porque las cura más rápido.”

“Hay un libro sobre hierbas medicinales de la Dra. Elba Albertinazzi donde figura esta receta y muchas otras.
Es importantísimo seguir el procedimiento tal cual porque si cambia, se obtienen otras sustancias que pueden resultar tóxicas. Por ese mismo motivo no me animo tampoco a usar el Plantago mayor, que abunda en mis macetas. Además, estando la hoja fresca, las proporciones son otras (no me acuerdo si se pone más o menos cantidad que de hojas secas).”

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *